El Nazareno más global


El pasado viernes 5 de abril, tan sólo ocho días más tarde del Jueves Santo, Nuestro Padre Jesús Nazareno de Córdoba llevó a cabo una salida Extraordinaria hasta la Santa Iglesia Catedral con el motivo de la Beatificación del Padre Cristóbal, tan ligado a la Hermandad del Nazareno por fundar las Religiosas Hospitalarias de Jesús Nazareno. Recordamos que la Cofradía reside en un centro de estas religiosas.

Esta imagen, conocida como “El Señor de los señores” por su relación con la Aristocracia cordobesa en el pasado, utilizó su mismo paso de caoba para el acto, luciendo las flores moradas que, a mí personalmente, tanto me gustan. Cuando la canastilla esté acabada, creo que será un bonito paso. No obstante, hubo un aspecto que lo diferenció de otras ocasiones, y es que esta vez iba acompañado por música.En la ida fue la banda de Cornetas y Tambores de “Coronación de Espinas” de Córdoba y a la vuelta la banda de Cornetas y Tambores de “Caído y Fuensanta” de Córdoba. Unos sones que le dieron un punto especial pero que no consiguieron aparcar el sello que lo caracteriza: el silencio.

Normalmente, pocos son los que se acercan a ver esta Cofradía el Jueves Santo, sobretodo a la vuelta, cuando es una gozada contemplarlo acompañando a su Madre por las silenciosas calles que rodean San Agustín mientras el incienso avisa de su llegada. Esta vez, aunque sea un arma de doble filo, gustaba verlo más arropado, aún sabiendo que el “mono” de pasos habrá pesado en muchos de los asistentes.

A los dos días, tras esperar en el primer templo de la ciudad, la imagen de Jesús Nazareno fue testigo de la primera beatificación de la historia celebrada en Córdoba y también la primera en la era del Papa Francisco. Han estado presentes unas 5.000 personas de todo el mundo, religiosas, jóvenes, algunas Hermandades homónimas y otros que han querido respaldar la decisión del Papa de nombrar Beato al Padre Cristóbal, de quién han destacado el Cardenal Angelo Amato su “profundo espíritu de fe”.

Un poco antes de las 14h, el cortejo de Jesús Nazareno se disponía a volver a su Templo. Los alrededores de la Santa Iglesia Catedral estaban saturados de gente, las calles tenían carril de subida y de bajada, las terrazas llenas, el tiempo acompañaba y la ocasión lo requería. Cuando el paso iba por el Patio de los Naranjos, las calles Judería, Deanes, Conde y Luque y Blanco Belmonte hasta la mitad, estaban ya ocupadas por personas dispuestas a ver pasar el cortejo. Fue curioso ver entre tanta gente procedente de tantos sitios a un invitado de otra religión que provocó la curiosidad de muchos, y aunque le compitió el protagonismo a nuestro Nazareno por un momento, Señor sólo hay uno y al final, quedó claro.

Nazareno 7-Abr-13

Llegando a San Pablo, las Hermandades y Cofradías de Las Angustias, La Expiración y El Rocío, tenían preparado un altar que escondía una historia muy curiosa. En la puerta principal se colocó un terciopelo rojo para tapar el hueco de la puerta y adecentarla. Delante, una mesa bien adecuada con algo más de una docena de candelabros y varias jarras de flores rodeando la escena. En el centro de la misma y destacando, la imagen del Beato Francisco de Posadas, el dominico que fue director espiritual y primer biógrafo del Padre Cristóbal. Un precioso y oportuno detalle que hizo más grande y emotiva esta Beatificación.

Anuncios

Acerca de Ciudadano Beta

Aprendiendo

Publicado el 9 abril, 2013 en Cultura, Religión, Semana Santa y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: