Gestionar sin conrazón


Los buenos empresarios, directivos o mandatarios desarrollan su función de gestión con una frialdad al alcance de pocos. Y así debe ser. En el mundo empresarial o institucional, cuando se tiene un cargo de alta responsabilidad entran en juego multitud de variables que sobrepasan lo meramente económico y pueden influir para bien, para mal o neutralmente dependiendo de esa frialdad que comentaba al inicio. Por eso, creo que la buena gestión debe hacerse con razón, pero sin corazón: “Gestionar sin conrazón”. Los sentimientos pueden hacerte perder la objetividad y provocar la toma de una mala decisión. ¿Cómo se evita esto?

Pues yo siento no poder dar la ‘receta mágica’ porque creo que es una mezcla de talento y entrenamiento en una proporción 70-30 respectivamente. Pero desde luego, siendo atento y poniéndote a prueba se consigue mejoría, equilibrando así, la anterior relación. ¿Tiene alguna desventaja esta cualidad? Aunque parezca paradójico, sí, y posiblemente no discutible más de una, pero entre ellas seguro que está la que nadie pondría en duda. Al haber tan pocas personas que sean capaces de no dejarse llevar por el corazón (Los sentimientos) al adoptar una medida, la gran mayoría de los implicados  puede no entenderla y volverse en contra tuya. Seguramente este sea un argumento de peso para explicar porque se dice “La Primera generación lo crea, la segunda lo mantiene y la tercera lo destruye” sobre las empresas familiares.

Me explico. Llevo varios meses observando la actitud de los cordobeses y los españoles y me he dado cuenta de un aspecto curioso. Las oferta/demanda de servicios son más propensos a impulsos que la oferta/demanda de productos. ¿Por qué? Me imagino que será por la dificultad de la gran mayoría de consumidores de saber el valor de los servicios frente a los productos. ¿Qué os parece más caro, una camisa de 112 € o hacerle una revisión y puesta a punto al coche por 125 €? Unos dirán que la camisa porque un trozo de tela no vale tanto y otros que para estar 10 minutos con el coche es demasiado. Habría mil matices, pero pocos llegarían a un consenso.

Toda esta reflexión, viene por el malestar que generan la subida de impuestos para reducir nuestra deuda, la no asistencia de pacientes en hospitales o la venta de jugadores de fútbol. Nadie quiere que le suban los impuestos, pero es inevitable que sea una de las medidas si hay que reducir el déficit. Nadie quiere que le dejen sin atender en el hospital, pero si no hay dinero para mantenerlo, incluso habrá  que cerrarlo. Ningún abonado quiere que se venda a su jugador estrella, pero si el club está endeudado, habrá que hacerlo. En cualquiera de los tres casos, la mayoría nos dejaríamos llevar por nuestros sentimientos si fuéramos los encargados de tomar estas medidas, pero lo cierto es que son necesarias aunque cuesten. Y es que no siempre hay soluciones buenas y malas, sino que a veces hay que elegir entre regulares y muy malas. Hacer esto está al alcance de pocos, puede que por eso nosotros no los entendamos así.

Sin querer entrar en política de nuevo, escogeré el ejemplo del fútbol tan odiado y querido a partes desiguales pero muy claro, ya que el deporte es puro sentimiento. El Córdoba CF es una empresa, eso nadie lo niega, sin embargo, ¿Qué vende? Todas las empresas venden un producto o servicio y lo hacen para ganar dinero, pero cuál es en este caso. Se podría decir que vende ilusión o alegría, porque su finalidad es participar en competiciones deportivas, pero ese debate os lo dejo a vosotros. Este equipo, nuestro equipo, lleva desde el 14 de mayo de 1972 jugando en Segunda (19 años) y Segunda División B (20 años) pasando un año en Tercera División. Ahí queda eso. Durante este tiempo hemos tenido presidentes cordobeses o afincados en Córdoba como Rafael Campanero (6 Temp.), Rafael Gómez (5 Temp.), José María Romeo (5 Temp.), Ángel Marín (2 Temp.), Enrique Orizaola (3 Temp.) o José Miguel Salinas (2 Temp.). Todos querían lo mejor para el club, pero se dejaron llevar por los sentimientos y no hicieron una buena gestión. Se gastó mucho dinero (Por lo menos parece ser privado) y contrataron a jugadores con nombre que prometían. Hablando de promesas, muchas veces se dijo que el equipo subiría a Primera División, pero nada más lejos de la realidad, nunca se disputaron los play offs de ascenso en este periodo. En varias ocasiones el Club está a punto de desaparecer. Para evitarlo en el año 1978, que había un déficit de 22 millones de pesetas, José María Romeo y su directiva “ponen” 10 millones de pesetas (Corazón), pero acaban la temporada con un déficit de 45 millones (Sin razón). Gracias a él todavía existe la entidad, pero la gestión no fue buena. La empresa cordobesa PRASA, con José Romero a la cabeza, también aportó mucho capital al Club, pero sin dar resultado, al igual que Rafael Gómez. Es importante destacar que los dirigentes del Club eran casi en la totalidad gente de la casa o cercana a ella.

Para la Temporada 2011/2012, PRASA, dueña del 98,7% de las acciones, puso su parte del pastel a la venta.Un grupo de italianos fueron los primeros en ofrecerse, pero no hubo acuerdo. Un madrileño y su socio ecuatoriano sí consiguieron el pacto, pero se rompió y, finalmente, en verano de 2011, el empresario madrileño Carlos González, se hizo dueño del Córdoba CF asumiendo una deuda de unos ocho millones de euros y estando en concurso de acreedores. Para empezar dice que en tres años subiremos a Primera División, pero si os fijáis todo es con cabeza y casi nada con corazón. No pone un euro, se rodea de cordobesistas profesionales poniendo a Paco Jémez de entrenador y a Juan Luna Eslava de Secretario Técnico. Ficha a un equipo entero prácticamente a coste  cero, apostando por cesiones, varios jugadores  con contrato en vigor y la cantera. La afición no apostó mucho por la nueva temporada, 8.000 abonados aproximadamente, a pesar del buen precio de los abonos. El resultado fue disputar los play offs de ascenso a Primera quedando sextos con 71 puntos, varios equipos haciendo ofertas por nuestros jugadores, llegar a los octavos de final de Copa, renovar la ilusión de los aficionados, hacer más atractivo al Club y jugando bien al fútbol tocando la pelota. En el siguiente año se consigue salir del Concurso de Acreedores, actualizar y mejorar la página web, comprar unos terrenos para la construcción de una Ciudad Deportiva nueva y crear un primer proyecto, aumentar mucho las ventas de merchandising, conseguir patrocinadores, contratar a la firma Nike para la ropa deportiva, optimizar la tienda oficial, crear una emisora de radio oficial y poner las bases para una canal de televisión, montar y usar el primer video-marcador en el estadio de 20 metros cuadrados, hacer historia siendo el único equipo de Segunda División que juega tres años seguidos los octavos de final de la Copa perdiendo éste contra el FC Barcelona, pagarle a 50 aficionados el desplazamiento y la entrada del partido a San Sebastián además  de una compensación que fue la entrada y el billete en AVE a Barcelona para ver al Córdoba CF jugar en el Nou Camp en la siguiente fase de Copa, dar a conocer los lunes el programa de entrenamientos del equipo, volver a luchar por el ascenso, conseguir dos grupos de animación en el estadio, reducir el déficit hasta dejarlo a cero o incluso con superávit (Según se mire), permitir que los accionistas minoritarios sigan como están, ventas de entradas por internet, la construcción del Fondo Sur e instalación de unos 2500 asientos en él, ser la tercera afición más grande de nuestra categoría con 9.000 abonados y 1.000 de ellos (El Club puso 15 autobuses gratuitos) estuvieron en Granada para apoyar al filial que hizo historia disputando los playoff de ascenso a 2ªB. Algunos creen que es casualidad, pero yo creo que ha venido como empresario que tiene el desconocimiento necesario para no dejarse llevar por romanticismos cordobesistas. Pues a pesar de todos estos avances, algunos muy importantes, hay un 5% del cordobesismo que quiere que se vaya ya el máximo mandatario. No sé que les parece, pero para mí es una barbaridad.

Parece ser que todas estas ventajas que han “coincidido” en lugar y tiempo con la llegada Carlos González, no compensan porque “es de Madrid, no siente los colores y viene a llevarse los dineros” y además “sin poner un euro”. Además, ha contratado a su gente de confianza en perjuicio de “los que llevan toda la vida en el Club”. Es curioso, llevamos 30 años pasándolo mal y cuando llevamos dos temporadas disfrutando y sin sufrir por descender a 2ªB se le pita en el campo y pidiéndole la dimisión. Por no hablar del mal ambiente que hay desde Navidad. ¡Lo que hay que oir!  También es verdad que se le pita por otras cosas que poco tienen que ver con lo deportivo.

Sin entrar en las niñerías de algunos, que se creen la voz del cordobesismo e intentan poner en contra al resto de aficionados porque el Presidente no les da facilidades para insultar, ofender y reirse de él, hay que recordar que Carlos González tiene sus cosas malas y sus cosas buenas, pero el cargo que tiene, en mi opinión, lo está llevando de la mejor manera posible en años y los datos ahí están. Su abuelo era cordobés, y para gestionar al Córdoba Club de Fútbol Sociedad Anónima Deportiva, tiene el corazón justo y la razón necesaria, al menos por ahora y bajo mi punto de vista. En su contra tiene que el fútbol, como otras tantas cosas, no entiende de economía, sino de sentimientos.

Anuncios

Acerca de Ciudadano Beta

Aprendiendo

Publicado el 21 mayo, 2013 en Deportes, Economía y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Fernando Gonzalez Rivera

    El Cordoba con este presidente si lo dejan trabajar y no lo aburren algunos sectores yo particularmente lo veo en primera y que conste que ya lo disfrute en el viejo Arcangel

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: