Archivo del sitio

Gestionar sin conrazón


Los buenos empresarios, directivos o mandatarios desarrollan su función de gestión con una frialdad al alcance de pocos. Y así debe ser. En el mundo empresarial o institucional, cuando se tiene un cargo de alta responsabilidad entran en juego multitud de variables que sobrepasan lo meramente económico y pueden influir para bien, para mal o neutralmente dependiendo de esa frialdad que comentaba al inicio. Por eso, creo que la buena gestión debe hacerse con razón, pero sin corazón: “Gestionar sin conrazón”. Los sentimientos pueden hacerte perder la objetividad y provocar la Lee el resto de esta entrada